Publicidad:
La Coctelera

moreno-meco

28 Enero 2011

PORQUE ENTRAN EN ERUPCION LOS VOLCANES

 

PORQUE ENTRAN EN ERUPCION LOS VOLCANES

Estos días, el volcán japonés Shinmoedake ha entrado en erupción en las islas de Japón. Y con frecuencia, vemos continuamente otros que también lo hacen, como lo han hecho justo este mismo mes de enero, el volcán Bromo, en la isla de Java, o en Italia el volcán Etna en la isla de Sicilia.

Y aunque la actividad de erupciones volcánicas en el mundo está claramente disminuyendo, todavía siguen siendo frecuentes a pesar del enfriamiento continuo y constante de la corteza terrestre.

Y esto coincide con el funcionamiento de los terremotos, que a lo que parece, son ahora ligeramente menos energéticos, e igualmente menos frecuentes.

Normalmente los volcanes están cerca de los océanos y mares, como puede comprobarse en el mapa de más arriba.

Como se puede apreciar, los volcanes siguen una situación que corresponde con las líneas de ruptura de las placas tectónicas como se observa p.e. en la del Pacífico.

Mientras que los terremotos pueden darse en esos mismos sitios, mas frecuentemente, pero también en tierra firme en el interior.

De todos es sabido que, cuando se produce un terremoto o la erupción de un volcán puede originar grandes catástrofes. Por esto a todos nos conviene saber como y porque se originan.

¿Pero qué hace que un volcán entre en erupción?

Muy sencillo:

A media que la superficie terrestre se enfría, se originan huecos interiores, que pueden ser pequeños o inmensos, a lo largo de la estructura sólida de algunos centenares y miles de kilómetros de profundidad.

Esto lógicamente origina nuevos asentamientos de masas terrestres, por lo que al chocar entre sí, originan temblores o terremotos y se originan normalmente de forma notoria en los continentes.

Pero claro, la naturaleza nunca está quieta, y esos huecos nuevos que se han originado, pueden producir dos cosas:

Primero, que sean llenados por el agua de los océanos y mares, que por gravedad se va filtrando en las profundidades.

Segundo, que se origine una comunicación de esas vías de agua con el magma del interior del núcleo de la Tierra muy caliente, a más de 2.500 ºC.

Eso origina una evaporación súbita del agua y mucha energía devastadora en forma de presión de vapor, que tratará, al no poder ser contenida, salir al exterior por el conducto más cercano y directo.

Y esta energía, es la que pone en marcha la erupción de los volcanes a base de arrastrar cenizas muy calientes, y burbujas de lava del magma interior.

Y es por esto que, casi todos los volcanes están repartidos por las orillas de los océanos y mares, casi siempre al lado de las líneas de ruptura de las placas tectónicas.

Por eso, esos conductos volcánicos no se enfrían nunca, porque están siempre emitiendo vapor de agua mezclado con otros vapores de sustancias de minerales evaporados, descargando la presión, que unas veces es insignificante y otras es demasiado importante.

Debido a que el agua puede entrar al magma, a miles de kilómetros de donde después saldrá en forma de vapor.

No cabe duda que, al ir enfriándose esas capas internas de la superficie terrestre, se irán originando mas huecos y el nivel de los océanos y mares ira disminuyendo, y seguramente también, disminuirán los volcanes activos.

Aunque siempre quedarán muchos, que mantengan la comunicación con el magma interior para aliviar la presión interior de la Tierra, que origina esa agua vaporizada que penetra al núcleo de la misma.

En cualquier caso irán siendo menos energéticos, por las mayores distancias que la presión ha de recorrer, perdiendo su efectividad al difuminarse en parte.

Mi pronóstico, por tanto, es que la energía, tanto de las erupciones volcánicas como de los mismos terremotos, irán poco a poco disminuyendo, incluida la frecuencia de los fenómenos.

Por lo que, los habitantes de las islas de océanos y mares, como las islas Americanas, las islas Baleares o las islas Canarias, pueden vivir tranquilos, que ya nunca se repetirán, ni serán como aquellas erupciones dramáticas, mortíferas y gigantes, como las que relataba el cura de Yaiza en Lanzarote, cuando estallaba ente los años de 1730 y 1736, lo que es hoy el parque nacional del Timanfaya.   

FCO MORENO MECO  -- Ingeniero y Científico  --  mteasl@hotmail.com

servido por moreno-meco sin comentarios compártelo

sin comentarios · Escribe aquí tu comentario

Escribe tu comentario


Crea tu blog gratis en La Coctelera